Crecimiento y desarrollo personal
17 mayo, 2017
Florecer ante la adversidad “La Resiléncia”
11 noviembre, 2017

El poder del pensamiento positivo


CARACTERÍSTICAS DEL PENSAMIENTO


La naturaleza de la Mente.

Uno se convierte en aquello en lo que piensa intensamente o mantiene en ella.La mente es neutra y puede generar pensamientos tanto positivos como negativos. Uno es libre de pensar de una manera u otra. La mente es moldeáble y adopta la forme que uno le da, con sus pensamientos. Como el ceramista moldea su barro, convirtiéndolo en aquello que desea

Todo pensamiento se convierte en acción. Cuanto más fuerte es este más posibilidades hay de verlo realizado, por eso hay que tener cuidado en lo que uno piensa. Lo que se desea y lo que no se desea, se cumple. Pensar en aquello que no se desea puede causarnos contrariedades, por ello hay que evitarlo.

¿Qué es el pensamiento?

Es energía creada por la mente. Es dinámica y se mueve. Y su grado de energía depende de la fuerza mental o desarrollo de la mente que la emite. “El pensamiento es fuerza y movimiento”.Los pensamientos, son ondas electromagnéticas emanadas de la mente, con un alto poder de la atracción por Ley de Afinidad.La mente utiliza a los pensamientos como instrumento, para manifestarse en el plano físico. Así que controlando los pensamientos, controlamos nuestra Salud, Éxito, Serenidad, …)

Los pensamientos se difunden en todas direcciones con la velocidad del rayo y estas penetran en las mentes de otras personas produciendo pensamientos similares. De acuerdo a su sintonía, atraes pensamientos similares a los tuyos.Un pensamiento, es una onda electromagnética de alta y sútil vibración etérica, emanada por la mente

¿Cómo actúa? – Las ondas pensamiento se graban en los centros cerebrales y de ahí pasan al sistema nervioso, de forma que la orden llega al músculo determinado y éste produce la acción a la velocidad del pensamiento.

Pensamiento y Concentración

Todo pensamiento tiene: energía débil y energía fuerte, de acuerdo a la potencia que la mente lo emite.La intensidad de la fuerza mental aumenta por medio de la concentración. Esta es la tarea de mantener atención en una tarea durante un período de tiempo, es decir, la capacidad de dirigir la atención a un solo objeto. Que en este caso sería a nuestro pensamiento.

Es uno mismo quien crea en su mente las condiciones propicias para potenciar o debilitar las facultades mentales y llegar el éxito o el fracaso. Todos los seres respiramos el mismo aire, de la misma atmósfera. Al igual todas las mentes están conectadas a uno mismo “Plano o atmósfera Mental” La influencia de pensamientos influyen en todos los seres, es reciproco, y esto se cumple por la Ley de Vibración.

De acuerdo a la sintonía mental que uno mantiene atrae de la atmósfera mental pensamiento afines a los suyos. Y además un pensamiento negativo es triplemente execrable, es decir, daña al pensador dañando su cuerpo – Daña a la persona objeto del mismo, si el pensamiento es sobre alguien - y daña a toda la humanidad.

EL PENSAMIENTO POSITIVO

Los pensamientos nos pueden dar una vida feliz o desdichada, depende de su calidad. Es importante saber diferenciarlos y esto se consigue observando que reacción produce en nosotros. ¿Cómo?: - Si nos aporta paz, felicidad, alegría, es un Pensamiento Positivo, ya que contribuye aportando mejora a tu vida. Son los pensamientos basura. - Si por el contrario da malestar, enfurecimiento, tristeza, no nos da paz interior, nos incomodo, este es un Pensamiento Negativo, por lo tanto hace daño.
El pensamiento se somatiza por el cerebro, dando orden al subconsciente en forma de acción, que cuanto más se repite esta orden, más pensamiento, lo convertimos en un hábito. de la misma forma, las emociones generan un tipo de energía, dependiendo de cómo sea, generaran situaciones igual que los pensamientos. Sabiendo como actúan los pensamientos, se debe vigilar estos. Si dejamos que los instintos y automatismos nos venzan, nos harán decir cosas que harán daño a otros. Sobretodo cuando nuestras emociones son de enfado, estrés, irritación, malhumorado, dolido por algo o con alguien.

Es simple, estos llevan vibración e información negativa, y es un impacto para el organismo, y de la misma manera llega a los otros. La Ley causa-efecto, está preparada para actuar. Observaremos como sobre quien hemos hecho recaer nuestra negatividad, retirará su apoyo y afecto hacia nosotros.

¿Cómo mejorar los pensamientos?

Para mejorar los pensamientos, se debe empezar por observarlos. Para ello uno puede ayudarse con el autoanálisis. Tanto al empezar el día, como al acostarse los pensamientos pueden crear un día maravilloso o destructivo, al igual que una noche placentera de descanso o arropar los pensamientos negativos al acostarse y levantarse mal humorado.
Los pensamientos y cavilaciones mentales, al acostarse, sobretodo, tienen una gran influencia en el subconsciente. Uno puede, antes de acostarse, programar el sueño positivamente con visualizaciones y afirmaciones mentales positivas, imaginando como uno desea que acontezcan.

Un pensamiento positivo es a otro negativo como el agua al fuego. Mediante afirmaciones mentales contrarias positivas, podemos modificar los pensamientos, las actitudes, nuestro carácter, en definitiva nuestra vida. En la práctica diaria podemos reeducar a nuestra mente, aportándole aquello que realmente queremos para nosotros.

Ejemplos:
Negativo: “Soy un inútil, nunca haré nada bien”
Positivo: “Cada día todo me sale mejor en la vida”

Negativo: “Dios mío lo que me espera mañana”
Positivo: “Mañana todo me saldrá bien”

Negativo: “Soy muy nervioso e inseguro”
Positivo: “Cada día soy una persona más tranquila y segura de mí misma”

Negativo: “Nunca me relajo bien, soy incapaz de conseguirlo”
Positivo: “-cada duna me relajo mejor y más profundamente”

Negativo: “ No puedo, no soy capaz”
Positivo: “ Cada día me capacito para hacerlo todo mejor”

Negativo: “No merezco ser feliz”
Positivo:“ He sido creado para triunfar y ser feliz”

Negativo: “Todo me sale mal en la vida”
Positivo: “Cada día todo va mejor en mi vida en todos los aspectos”.

Repetir estas frases, con total fe y convencimiento de que uno quiere triunfar, que merece triunfar.

 

EL PENSAMIENTO CREATIVO

La mente es creativa, tiene el poder de crear por medio de los pensamientos. Depende de su calidad, puede crear salud o enfermedad. Todo pensamiento se convierte en acción. Gracias al poder creativo de la mente uno puede ser el dueño de su vida. Como dice la Ley del Mentalismo, el pensamiento tiene el poder de crear aquello que se mantenga con insistencia en la mente.

El Optimismo y el Pesimismo. Los dos estados en los que uno puede elegir vivir. Actitudes que uno puede elegir a lo largo de su camino y frente a las adversidades con las que te encuentre. No es lo mismo ver un vaso medio lleno, que un vaso medio vacío.
La persona optimista ve las cosas desde una perspectiva positiva, dispuesto a superarse y a salir adelante, mientras que el pesimista lo ve todo negro y mantiene una idea nefasta de sí mismo.

Según con la actitud mental con la que se tomen las cosas, se puede triunfar o fracasar:
- El optimista convierte cualquier situación adversa en favorable.
- El Pesimista se deja hundir por ella y culpa las circunstancias de sus fracasos.

Causas que generan pesimismo
· Mantener la mente en el lado feo, adverso o difícil de la vida cotidiana
· Alimentar los recuerdos que te causaron algún tipo de dolor o fracaso.
· Mantener cavilaciones negativas, recordando siempre lo malo.
· Dar cabida al temor, las dudas y la inseguridad.
· Permitir el desequilibrio emocional o el enfado
. · Alimentar la apatía emocional o el enfado.

Por el contrario, hay factores que desarrollan y fortalecen una actitud optimista y realizadora:

· Firme deseo de realización y superación personal
· Entusiasmo
· Firmeza de propósito de camino
· Perseverancia
· Fe y auto-confianza en los recursos internos, en uno mismo
· Honestidad y cordialidad
· Alegría y ganas de vivir, manteniendo un carácter jovial, animoso y afable. · Búsqueda de una ideal.

Lo que si es seguro es que toda imperfección de carácter o la mentalidad es modificable, sólo poniendo la voluntad y el esfuerzo necesario, cualquier meta de superación es posible.


Comienzo al cambio Mental.

La forma de pensar, los hábitos mentales y automatismos fuertemente arraigados, necesitan de perseverancia para cambiarlos. No es tarea fácil ya que forman parte de nuestra personalidad.Al principio, la mente crea sus defensas, ante la amenaza del cambio.
Hay que mantenerse atento y vigilante y darse tiempo. Mediante la visualización podemos alcanzar estos cambios, y a través de técnicas de auto-programación
La mente sólo puede pensar o hacer una cosa a la vez, por lo tanto uno es libre de escoger que tipo de pensamientos quiere en su vida.

Sivananda dice:

“Los viejos hábitos se manifestarán una y otra vez, hasta tener firmemente establecido el nuevo hábito de mantener

únicamente pensamientos buenos. Es preciso esforzare. Eres débil por causa de tus viejos hábitos.

Finalmente serán los pensamientos puros quienes ganen la batalla.

Lo positivo se impone a lo negativo. Es difícil destruir los malos pensamientos atacándolos directamente.

Se gasta la voluntad y se malgasta la energía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: